jueves, 17 de julio de 2014

Ponibles: posibilidades potenciadas

Antonio Iñesta. Blog Web2.0 y Salud http://fecoainesta.blogspot.com.es/
Posibilidades potenciadas (persona como ordenador) cubre: La tecnología de la percepción sensorial aumentada (lentillas de contacto telescópicas, auriculares biohackeados implantados, gafas de ayuda a la audición, anillo que lee en voz alta para personas con problemas de visión); Interfaze encima (pulseras que permiten a los usuarios programar gestos y tacto en acciones específicas); Autoidentificación (chip incrustable que libera de las claves); Interactúan con la nube (Kapture pulsera, que guarda todo lo que oyes).
Tecnología de la percepción sensorial aumentada
- Lentes de contacto telescópica con vías ópticas independientes (http://www.opticsinfobase.org/oe/abstract.cfm?uri=oe-21-13-15980) para cambiar entre visión normal (la luz que pasa a través de una abertura central proporciona visión clara sin ampliar) y ampliada (incorpora una disposición telescópica de reflectores concéntricos anulares positivos y negativos para lograr una magnificación de 2,8x), ayudaran a aquellos con condiciones oculares degenerativas.
- Auriculares biohackeados implantados permiten al usuario localizar el eco (http://www.popsci.com/technology/article/2013-06/biohacking-implanted-headphones). Con los auriculares implantados, se podría compensar la pérdida de visión, aprendiendo a ecolocalizar, al interpretar la forma y dimensiones de su entorno en base a la forma en que reaccionan a las ondas de sonido emitidas, en la misma forma que un murciélago percibe su entorno.
El sonido, físicamente, es una secuencia de ondas o vibraciones en el aire, y nuestros oídos son capaces de reaccionar a una gama limitada de esas vibraciones. Varios procesos cerebrales interpretan los cambios resultantes en nuestros oídos, los analiza, y al final, percibimos el sonido. Se piensa conectar los auriculares a un telémetro ultrasónico para que se puedan oír zumbidos cuando los objetos se acercan o se alejan. Ecolocalización no sería una panacea pero podría ayudar a visualizar a través del sonido un mundo que ya no ve.
- NuWave (http://mashable.com/2013/09/27/nuwave-glasses/) gafas de ayuda a la audición que utilizan la conducción ósea para amplificar sonidos  y una aplicación que funcionará como su control remoto. Las gafas están conectadas al teléfono a través de tecnología Bluetooth. Con NuWave, puede comunicarse con cualquiera en cualquier momento y en cualquier lugar sin ningún problema.
El equipo ideó unas gafas sin receta que utilizan un indicador luminoso, una batería portátil, un micrófono para la función de ayuda auditiva, transductores de conducción ósea y la almohadilla de carga por inducción. Las gafas combinan el uso tradicional de la prótesis de oído con la conducción ósea, que también se utiliza en Google Glass. La posición de las gafas cerca del hueso temporal del usuario permite a los sonidos viajar al oído a través de las vibraciones. Las gafas se conectan a un teléfono inteligente a través de Bluetooth y una aplicación especial. Además de ayudar con la audición, también alertan al usuario cuando reciben una llamada telefónica o tiene una cita próxima.
- FingerReader (http://fluid.media.mit.edu/projects/fingerreader). El anillo que lee en voz alta para personas con problemas de visión, ha sido fabricado por los investigadores del Instituto Tecnológico de Massachusetts, es un dispositivo realmente pequeño y cómodo de llevar que es capaz de leer texto impreso con una voz sintética, ayudando así a los individuos con problemas de visión sin tener que usar el braille. Este anillo dispone de una pequeña cámara capaz de leer el texto, escanearlo más bien. Tras ello, lo traduce en forma de audio, el cual se reproduce con la típica voz robótica.
Para poder leer el texto correctamente para aquellos individuos con problemas de visión de forma más eficiente, el dispositivo tiene una retroalimentación háptica, por lo que emite señales para que los lectores mantengan un movimiento de barrido recto con el dedo. Estas señales son vibraciones que dará el dispositivo si el dedo se aleja de la línea del texto, y que también se producen cuando hemos llegado al final o al principio de un texto. La letra debe ser de un tamaño de 12 puntos para poder ser leída. El FingerReader es sólo un prototipo de investigación en este momento, pero puede que exploremos convertirlo en un producto en el futuro próximo. 
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada