miércoles, 20 de julio de 2016

World Cancer Research Fund

Antonio Iñesta. Blog Web2.0 y Salud http://fecoainesta.blogspot.com.es/
World Cancer Research Fund International (www.wcrf.org/) es la principal autoridad mundial sobre la relación entre dieta, peso, actividad física y cáncer. Su visión es vivir en un mundo en el que nadie desarrolle un cáncer prevenible.
Para ampliar la comprensión del mundo del cáncer, proporcionan fondos para investigación original e innovadora explorando la relación entre dieta, peso, actividad física y prevención del cáncer y supervivencia.
Ver los resultados clave de algunas de sus investigaciones a continuación.
Hallazgos en la investigación de cáncer de próstata (Prostate cancer research findings) (http://www.wcrf.org/int/research-we-fund/continuous-update-project-findings-reports/prostate-cancer)
- El selenio y la próstata; La investigación encontró evidencia preliminar de que el selenio puede prevenir la inflamación en la próstata, pero sigue siendo poco clara en qué medida la prevención de la inflamación disminuye el riesgo de cáncer de próstata. También se observó que el selenio puede ser capaz de interferir en un proceso que cambia sutilmente las características de las células de la próstata; la relevancia de este hallazgo con respecto al cáncer de próstata garantiza una posterior investigación.
- El metabolismo de un carbono y cáncer de próstata, bioquímica, genética y estudios dietéticos. Esta investigación encontró una asociación entre altos niveles de vitamina B12 y el riesgo de cáncer de próstata avanzado. También encontraron algunas asociaciones modestas pero estadísticamente significativas entre colina y vitamina B2 y riesgo de cáncer de próstata.
- Asociación de los niveles circulantes de metabolito de la vitamina D con la incidencia y progresión del cáncer de próstata detectado por cribado. Los resultados de la investigación refuerzan la evidencia de que los altos niveles de vitamina D pueden proteger contra el cáncer de próstata más agresivo. Esta asociación observada indica el papel potencial de la manipulación de la vitamina D para controlar la progresión del cáncer de próstata.
- Asociación de factores en la ruta metabólica del folato con la incidencia de cáncer de próstata y la progresión. La investigación concluyó que los niveles de folato más altos pueden estar asociados con una progresión más rápida de cáncer de próstata localizado.
- Productos lácteos y alimentos vegetales y cáncer de próstata avanzado. Esta investigación encontró que la carne roja, el consumo de carne procesada y el huevo se asocian con un mayor riesgo de cáncer de próstata avanzado. El consumo de productos avícolas se asoció con un menor riesgo de cáncer de próstata avanzado. La ingesta de frutas y verduras no se asociaron con el riesgo de cáncer de próstata avanzado.
Hallazgos en la investigación de cáncer colorectal (intestino) (Colorectal (bowel) cancer research findings) (http://www.wcrf.org/int/research-we-fund/continuous-update-project-findings-reports/colorectal-bowel-cancer).
- La influencia de la vitamina D y los polimorfismos del receptor de vitamina D y receptor sensible al calcio sobre el riesgo de cáncer colorrectal dentro del Estudio prospectivo europeo sobre cáncer y nutrición (EPIC). La investigación encontró que las concentraciones en sangre más altas de vitamina D están inversamente relacionadas con el riesgo de cáncer colorrectal. Esta asociación se encontró que era más evidente en el cáncer de colon que en el cáncer rectal. No se observó asociación de la ingesta dietética de vitamin D.
- Carotenoides, retinol, tocoferoles y vitamina C plasmáticos y el riesgo de cáncer colorrectal en el Estudio prospectivo europeo sobre cáncer y nutrición (EPIC). Esta investigación encontró una asociación entre más altos niveles en sangre de vitamina A y un menor riesgo de desarrollar cáncer colorrectal, en especial de aquellos cánceres que se originan en el intestino grueso. Los niveles más altos de precursores de la vitamina A (alfa- y β-caroteno) también se asociaron con un menor riesgo de cáncer en el intestino grueso, pero, sorprendentemente, los niveles más altos de α-caroteno se asociaron con un mayor riesgo de cánceres que se originan en el recto.
- Biomarcadores no invasivos de daño en el ADN relacionados con el consumo de carne roja y el riesgo de cáncer colorrectal. La investigación estableció un nuevo método analítico para la medición de aductos de ADN* relacionados con las dietas altas en carnes rojas. A pesar de los bajos niveles de estos aductos de ADN mostrados en la orina, hay una fuerte evidencia de que los aductos se forman de hecho. Se requieren estudios adicionales para analizar un mayor número de muestras. *(Aductos de ADN son formas de ADN que resultan de una exposición a carcinogénicos)
- Peso corporal y cambios de altura, restricción de energía en la infancia y la actividad física como determinantes del cáncer colorrectal: el papel de la inestabilidad (epi)genética. Los resultados de la investigación apoyan el creciente cuerpo de evidencia que sugiere que un peso corporal saludable y un nivel adecuado de actividad física a largo plazo protegen contra el cáncer colorrectal.
- Los niveles plasmáticos de alquilresorcinoles y el riesgo de cáncer colorrectal en el Estudio prospectivo europeo sobre cáncer y nutrición (EPIC). La investigación encontró que una mayor ingesta de cereales integrales se asocia con una menor incidencia de cáncer de colon distal y global.
Hallazgos en la investigación de cáncer de mama (Breast cancer research findings) (http://www.wcrf.org/int/research-we-fund/continuous-update-project-findings-reports/breast-cancer-survivors)
- Carotenoides plasmáticos, vitamina C y el riesgo de cáncer de mama. La investigación encontró que las mujeres con niveles más altos de vitamina C, alfa-caroteno, beta-caroteno o criptoxantina parecían tener un riesgo de cáncer de mama más bajo que las mujeres con bajos niveles de estos antioxidantes. Los efectos de los carotenoides fueron más fuertes para los receptores de estrógenos negativos que para los receptores de estrógenos positivos de cáncer de mama. Los efectos de la vitamina C fueron más fuertes en los que nunca fumaron y en los fumadores en el pasado que en los fumadores actuales.
- El efecto de la actividad física y los factores relacionados con el peso sobre las hormonas sexuales endógenas en mujeres postmenopáusicas: comprendiendo los papeles independientes y conjuntos. La investigación encontró que los factores relacionados con el peso (índice de masa corporal, circunferencia de cintura y cadera, y la razón cintura a cadera) mostraron asociaciones negativas con concentración de globulina fijadora de hormonas sexuales y asociaciones positivas con todas las hormonas, excepto androstendiona. Los niveles más altos de actividad deportiva se asociaron significativamente con menores niveles de estrona y testosterona, se sugirió que este efecto es mediado en gran medida por los cambios en la composición corporal. La beca no apoya la hipótesis de que el efecto de la actividad física sobre los niveles hormonales puede variar a través de niveles de factores relacionados con el peso.
- Los cambios en el consumo de alimentos y suplementos antes y después del diagnóstico afectan la calidad de vida de los supervivientes de cáncer de mama
- Biomarcadores de ácidos grasos trans industriales y el riesgo de cáncer de mama dentro del Estudio prospectivo europeo sobre cáncer y nutrición (EPIC)
- Biomarcadores de vitaminas B, consumo de alcohol, polimorfismos de la metilentetrahidrofolato reductasa, y el riesgo de cáncer de mama en el Estudio prospectivo europeo sobre cáncer y nutrición (EPIC).

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada