viernes, 18 de noviembre de 2016

Lobby, un posible problema y su control

Antonio Iñesta. Blog Web2.0 y Salud http://fecoainesta.blogspot.com.es/
   Lobby es, según la Real Academia Española de la Lengua, el “grupo de personas influyentes, organizado para presionar a favor de determinados intereses” y puede sustituirse por grupo de presión, o en algunas zonas de América, por grupo de cabildeo.
Para designar a la persona que forma parte de un grupo de presión, se utiliza en España lobista y en varios países de América el término cabildero.
El lobby en sí mismo no significa una mala cosa, es una parte de la democracia, ya que proporciona una vía para que las empresas brinden información y traten de influenciar a la Administración y al Legislativo sobre cuestiones que pueden afectar a sus intereses. Sin embargo, el sistema en su forma actual en muchos países deja al público en la oscuridad sobre cómo los intereses privados intentan influir en los que toman decisiones, socavando la confianza pública en los políticos y miembros de la administración.
El lobby (grupo de presión, cabildeo) y los que la realizan (lobistas, cabilderos, relaciones institucionales), deben ser controlados y registrados. Sería razonable preguntar en un país o en un sector:
¿Cuánto se gasta en Lobby?, ¿Quiénes son los que hacen Lobby?
Con el fin de tener perspectiva, vamos a revisar este problema en EEUU, Reino Unido, Francia y España
EEUU. Un estudio publicado en abril de 2006 en JAMA, reveló que el 28 por ciento de los paneles de expertos y consultores tenían vínculos financieros con el laboratorio farmacéutico que intenta lanzar un medicamento. En general, la relación más común entre los laboratorios y estos profesionales son pagos por asesoría, consultoría, becas o inversiones.
Lurie P, et al. Financial Conflict of Interest Disclosure and Voting Patterns at Food and Drug Administration Drug Advisory Committee Meetings. JAMA. 2006;295(16):1921-1928. doi:10.1001/jama.295.16.1921
En 2010, la FDA empieza a medir su propio desempeño con transparencia (http://www.fda.gov/AboutFDA/Transparency/default.htm). Un esfuerzo de toda la agencia para abrir las puertas y promover la innovación, de una manera compatible con el objetivo de la agencia de proteger adecuadamente la información confidencial.
En un estudio de 2014, se concluye que parece que hay un sesgo pro patrocinador entre los miembros del comité asesor de la FDA que tienen relaciones financieras exclusivas con la empresa patrocinadora, pero no entre miembros que tienen relaciones financieras no exclusivas (es decir, los que tienen lazos con el patrocinador y sus competidores). Estos hallazgos apuntan a heterogeneidades importantes en los vínculos financieros y sugieren que se necesitará revisar las relaciones financieras de los miembros del comité asesor de la FDA.
Pham-Kanter G. Revisiting Financial Conflicts of Interest in FDA Advisory Committees. Milbank Q. 2014 Sep; 92(3): 446–470. doi: 10.1111/1468-0009.12073
Las corporaciones tienen sus lobistas en Washington, DC. Los ciudadanos también necesitan defensores de sus intereses y no siempre sus representantes políticos los defienden.
Durante el ciclo de 2014 los niveles de gasto de la industria (https://www.opensecrets.org/lobby/background.php?id=h04&year=2016) fueron aproximadamente de $32 millones, los Republicanos recibieron el 58 % de las contribuciones de la industria farmacéutica, mientras que los Demócratas recibieron sólo el 42 %. Los principales contribuyentes durante el ciclo de 2014 fueron Pfizer Inc. (más de $ 1,5 millones), Amgen Inc. (más de $ 1,3 millones) y McKesson Corp. (más de $ 1,1 millones). Los objetivos políticos de la industria incluyen resistir la asistencia sanitaria administrada por el gobierno, asegurar un proceso de aprobación más rápido para los medicamentos y productos que ingresan al mercado y fortalecer las protecciones de la propiedad intelectual.
11 de julio de 2016. Los Representantes de los EEUU que respaldaron a los Big Farma frente a la lucha de Medicare contra el Lobby, recibieron un 82% más contribuciones a la campaña electoral en 2016 de la Industria Farmacéutica. El informe "Ordenes de las Farma" (http://www.citizen.org/pharmas-orders-report), arroja luz sobre el papel del dinero en la política en el debate en el Congreso del Proyecto propuesto de demostración de la Parte B de Medicare que rodea a los Centros para Servicios de Medicare y Medicaid. El objetivo del proyecto es reducir los costos para los contribuyentes y los pacientes al disminuir el incentivo de los médicos para administrar los medicamentos más caros proporcionados bajo Medicare Parte B. Uno de los principales hallazgos del informe es que los representantes de EEUU que respaldaron a los Big Farma recibieron más (23.344 dólares por Representante) en las contribuciones de campaña para el ciclo electoral de 2016 que los miembros que no respaldaron a la Industria farmacéutica (12.789 dólares por Representante).
Según OpenSecrets.org los totales gastados en lobby (October 28, 2016) (https://www.opensecrets.org/lobby/) fueron en 2016:
$2.360 Millones; Numero lobistas 10,462
Y en el sector Industria farmacéutica y productos sanitarios (https://www.opensecrets.org/lobby/indusclient.php?id=h04&year=2016)
Total for Pharmaceuticals/Health Products: $186,215,379
Total Number of Clients Reported: 338
Total Number of Lobbyists Reported: 1,261
Total Number of Revolvers*: 754 (59.8%)
*Revolvers (Rotatorios, lobistas con trabajos anteriores en el Gobierno)
Nada simboliza mejor la influencia del lobby en Washington como la puerta giratoria entre el Congreso y la calle K, versión en Washington de información privilegiada. A pesar de las reformas aprobadas en 2007 tras el escándalo de Jack Abramoff, la puerta giratoria gira más rápido que nunca. De acuerdo con un análisis de la Fundación Sunlight (http://sunlightfoundation.com/), la proporción de lobistas con contratos activos que son rotatorios (es decir, lobistas con empleos anteriores en el gobierno) aumentó de 18% en 1998 a 44% en 2012.
No debe pensarse que esto es exclusivo de EEUU, es más se podría decir que allí se sabe de forma exhaustiva lo que se gasta en lobby y los que actúan como lobistas, porque hay obligación de registrar estas actividades, los lobistas y lo que se gasta en lobby. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada